Edición 65

 El 18 de mayo Camacol B&C e Invest in Bogotá, organizaron una visita a la planta de Gerdau Diaco con dos periodistas internacionales que cubrieron Expoconstrucción y Expodiseño. Abel Patiño, de México, y Emilce Schedel, de Argentina fueron los comunicadores que conocieron de cerca el proceso industrial de esta planta. Esta es la crónica de Paula DÍaz, pasante de comunicaciones de Camacol B&C, quien acompañó el recorrido.

periodistas internacionales visitan plnata

Los periodistas Abel Patiño, de México, y Emilce Schedel, de Argentina, en el recorrido de la Planta Gerdau Diaco en Tocancipá.

“La experiencia de visitar esta planta fue maravillosa. La recomiendo. Es más, recomiendo que sigan haciendo ese tipo de recorridos”, estas fueron las palabras de Abel Patiño; el periodista mexicano de la revista World Construcción que estuvo en Bogotá haciendo el cubrimiento periodístico de Expoconstrucción y Expodiseño, y quien participó del recorrido por la planta ubicada en Tocancipá de Gerdau Diaco.

 

Cuando me hablaron de participar junto a otros periodistas en la visita a Gerdau Diaco, lo primero que pensé fue ¿qué es eso? ¿De qué se encarga ese lugar?, después investigué y me di cuenta de que es una de las empresas más grandes en acería de Colombia y América Latina, un verdadero privilegio hacer parte de esto. Claramente, sentí mucha emoción y me preparé para tener un día que hasta hoy ha sido muy gratificante.

 

El recorrido lo hice con cuatro personas, Emilce Schedel de Argentina, una mujer bastante carismática y con una personalidad arrolladora; Abel Patiño, un mexicano muy particular que a pesar de hablar muy poco, sus acciones lo decían todo; Laura Posada, la organizadora de la visita y una persona llena de alegría, y Juan Pablo Quintana, un hombre con grandes proyecciones y un aventurero de la vida. Estas dos últimas personas de Invest in Bogotá.

El grupo de visitantes ingresando a la planta

El grupo de visitantes ingresando a la planta.

 

Mientras llegábamos a la planta, Emilce nos contó algunas anécdotas de sus visitas a otros países. Habló de lo hermoso que es América Latina y nos recomendó ciertos lugares. Al llegar, nos recibieron Rafael Laporta, gerente general de Gerdau Diaco; Mauricio Rivera, director de Mercadeo y uno de los trabajadores con más trayectoria dentro de la organización.

 

Antes de iniciar formalmente el recorrido, Rafael Laporta nos presentó con el equipo de trabajo, nos contó la historia de Gerdau Diaco y explicó el sentido que tiene para él esa empresa. Después, nos mostraron sus programas de responsabilidad social e invitaron a uno de sus trabajadores que ha sido beneficiario para que nos diera su testimonio. Los visitantes muy atentos, mientras que Abel Patiño, el silencioso periodista, capturaba con su cámara todo lo que sucedía.

Rafael Loporta gerente

Rafael Laporta, gerente general de Gerdau Diaco dando las bienvenida a los visitantes.

Para poder conocer el proceso industrial, recibimos la dotación de seguridad: casco, gafas, tapa oídos y para algunos forros de zapatos, así como las recomendaciones de seguridad. Con un excelente guía comenzó el trayecto. Ingresamos y lo primero que nos impactó fue la magnitud del lugar, era una zona inmensa, con máquinas gigantescas y en ciertas ocasiones con temperaturas muy altas, debido al calentamiento que se alcanza en el procesamiento del acero.

la periodista Emilce schedel

La periodista Emilce Schedel haciendo registro fotográfico.

Nos explicaron que la mayor parte del procedimiento era a través de herramientas digitales, y que solo se necesitaba la supervisión de alguien para maniobrarlas. En la parte final, sí se requiere de varias personas para obtener el resultado que buscan en las piezas de acero: el largo, el grosor, el sello de identificación, las pruebas de calidad por medio de máquinas manuales, etcétera.

Panoramica general

Panorámica general de la planta, inicio del proceso.

Durante el recorrido, los periodistas entrevistaron a algunos de los trabajadores e hicieron registro fotográfico de cada uno de los procesos. Al finalizar, Emilce Schedel agradeció al Gerente y a su equipo por la invitación, y manifestó el asombro que tuvo al ver que sus trabajadores a pesar de verlo llegar mantenían la misma actitud y se sentían en un ambiente familiar. La comunicadora expresó que, si bien es bueno mantener una jerarquía porque alguien tiene que llevar el “barco”, es necesario tener una cercanía más profunda con su personal.

 

Así fue como dimos final al grandioso recorrido. Una experiencia única, que sin lugar a duda nos dejó enseñanzas sobre procesos que son importantes para la industria de la construcción y, por qué no, amigos para toda la vida.