Edición 80
  • El Gremio, a través de la presidencia nacional de Camacol, aportó para la construcción del Decreto Nacional 2106, expedido el pasado 22 de noviembre y por el cual se dictan normas para simplificar, suprimir y reformar trámites, procesos y procedimientos innecesarios existentes en la administración pública. Un impacto positivo para avanzar en la racionalización de trámites de la cadena de urbanismo y construcción.

 

TRAMITES

 

Para Camacol Bogotá y Cundinamarca, la norma expedida tendrá un impacto positivo en distintos sectores, y sobre todo impacta positivamente al ciudadano como usuario de trámites con las entidades públicas. Sin duda, el Decreto representa verdaderas ventajas para seguir avanzando en el camino hacia la eficiencia de la cadena de trámites de urbanismo y construcción. Estos son algunos de los temas de interés sectorial que se benefician con la norma:

 

POT y Urbanismo

  • Se precisan las directrices referentes a la posibilidad de ajustarlos y/o revisarlos una vez hayan transcurrido sus vigencias de corto, mediano o largo plazo (artículo 120).
  • Se establece la gratuidad para el trámite de reconocimiento de edificaciones de interés social (artículo 122).

 

Ambientales

  • Se ordena el archivo de oficio o a petición para el trámite “levantamiento de veda de flora silvestre”, que consiste en la posibilidad de acceder de forma temporal al aprovechamiento, comercialización y/o movilización, de especies, grupos taxonómicos o productos de la flora a las que se les han establecido veda a nivel regional o nacional (artículo 125).
  • Se establecen requisitos únicos para permisos y licencias ambientales sin la posibilidad de crear otros adicionales (artículo 125).
  • Se establece la estandarización de formatos únicos nacionales para concesiones, autorizaciones, permisos y licencias (artículo 126).
  • Se establece la implementación, a nivel nacional, de la Ventanilla Integral de Trámites Ambientales (VITAL) para su recepción en línea (artículo 124).

 

Temas registrales y notariales

  • Se habilita la posibilidad de que todas las actuaciones notariales sean llevadas a cabo a través de medios electrónicos, siempre y cuando se garanticen las condiciones de seguridad, interoperabilidad, integridad y accesibilidad necesarias (artículo 59).
  • Se habilita la extensión de escrituras públicas por medios físicos, digitales o electrónicos, siempre y cuando se cumplan con los criterios de autenticidad, disponibilidad e integridad del documento (artículo 60).
  • Se habilita la expedición de copias por medio de su reproducción digitalizada o electrónica, la cual tendrá plena fe de su correspondencia con el documento físico original, al igual que los documentos que reposan en su archivo (artículo 61).
  • Se establece la obligación a los Registradores de Instrumentos Públicos de remitir en formato digital al Gestor Catastral competente las mutaciones catastrales dentro de los diez primeros días de cada mes (artículo 154).

 

Como se observa, el nuevo Decreto pretende regular distintos sectores productivos teniendo como objetivo primordial facilitar el acceso del ciudadano antes las entidades estatales y lograr un incremento significativo en la productividad, competitividad y eficiencia de la gestión pública. El Departamento Administrativo de la Función Pública ha hecho claridad en el alcance que tiene la presente normativa en su condición de Decreto Ley, pues si bien se ha dado un primer paso habilitando un marco jurídico para la política de simplificación y racionalización de trámites, todavía resta un gran trabajo de reglamentación sobre los temas particulares. 

 

El Gremio continúa trabajando en Bogotá apoyando iniciativas tan importantes como la implementación de la Ventanilla Única de la Construcción (VUC), el proceso de innovación del notariado colombiano en temas de tecnología, entre otros. Por tal motivo, el 12 de diciembre se iniciaron mesas de trabajo con el Departamento Administrativo de la Función Público, la Universidad Externado de Colombia, la Secretaría Distrital del Hábitat, la Unión de Notarios de Bogotá, con el fin de acordar estrategias que permitan dar continuidad a lo planteado por el nuevo decreto.

 

Esperamos que desde el gobierno se abra un espacio de interlocución en el que los distintos sectores aporten conocimiento en la construcción de las reglamentaciones futuras.