Edición 80
  • La Junta Directiva de la Regional nombró a Alejandro Callejas Aristizábal como el nuevo gerente de Camacol B&C. Con más de 13 años de experiencia en la estructuración y ejecución de proyectos de infraestructura social, asuntos públicos, planeación y sostenibilidad, este abogado especialista en Negocios Internacionales será el encargado de liderar en adelante los proyectos y actividades que permitan consolidar al gremio edificador en la región. En entrevista, el nuevo dirigente gremial habla de sus expectativas y su visión del papel del gremio.

 

AC GERENTE

 

¿Por qué aceptar liderar un gremio como el del sector de la construcción?

Esto representa para mí un verdadero reto profesional, ya que esta actividad es una de las mayores impulsadoras de la economía del país. El sector constructor aporta desde muchas aristas, pero sobre todo cambia la vida de los hogares que adquieren vivienda lo que aporta en la transformación de las ciudades y me llena de satisfacción, es algo que asumo con responsabilidad y compromiso. Además, me enorgullece ser parte de un gremio que cuenta con una trayectoria de más de 60 años y que ha demostrado un liderazgo muy fuerte en la economía de nuestra región.

 

¿Cuáles son los principales retos que tiene como gerente?

Es todo un reto liderar una regional de tanta trayectoria, que cuenta entre sus afiliados con empresas tan importantes para el país y que representa a la región con la mayor actividad edificadora. Pero además estoy asumiendo este cargo justo cuando hay una transición en el panorama político, lo que representa además de un reto, una gran oportunidad y una responsabilidad para mí, para el equipo de esta Regional, para la actividad edificadora y para la región. Estoy convencido que es un deber de los gremios aportar y apoyar iniciativas que benefician el desarrollo urbano y sostenible, pero sobre todo que estén pensadas en construir ciudades de calidad. 

 

¿Qué tema o temas va a priorizar en el primer semestre de 2020?

Trabajo hay mucho por hacer. Uno de los frentes es acercarnos a las nuevas administraciones para aportar como gremio en la integración de la región y en la materialización de los proyectos estratégicos de Cundinamarca. También vamos a trabajar para que en 2020 se avance en la habilitación efectiva de suelo en Bogotá, paso indispensable para lograr una dinámica óptima del mercado de vivienda y el desarrollo de la ciudad. La agenda para ello se enmarca especialmente en seis iniciativas, que vamos a priorizar porque sabemos que van a determinar el futuro de la actividad en la ciudad: el Plan de Ordenamiento Zonal (POZ) de Usme, Lagos de Torca, Ciudad Río, Lagos de Tunjuelo, la Renovación Urbana, especialmente en las zonas centrales y el eje de movilidad, y el fortalecimiento institucional de los Planes Parciales, instrumentos que llevan al desarrollo de importantes zonas de Bogotá. 

 

¿Cómo será el trabajo gremial con las nuevas administraciones?

Estamos dispuestos a trabajar por la ciudad. Lo que queremos es que a la ciudad y a la Región les vaya bien, que progrese y se consolide como una ciudad de calidad. Somos facilitadores de información que seguro es útil para Bogotá y los municipios de Cundinamarca. Tenemos una expectativa muy positiva de lo que suceda con el nuevo gobierno, el inicio de proyectos estratégicos para la ciudad como el Metro y la conexión con la región, sus metas de vivienda, en las que como sector estaremos muy dispuestos a aportar, así como en la redefinición del ordenamiento de la ciudad, tema para el que ya hemos sido llamados a participar, y donde lo importante es lograr la consolidación una ciudad de calidad.