Edición 91
  • El Acto Legislativo 02 del 22 de julio de 2020, expedido por el Congreso de la República, marcó lo que sería el inicio de una nueva apuesta por llevar a la práctica una figura de integración regional que permita configurar espacios para planificar, administrar o gestionar problemáticas y asuntos que por su naturaleza y dimensión desbordan las capacidades de las entidades territoriales. A continuación, un breve recuento del proceso para la confirmación de la Región Metropolitana de Bogotá - Cundinamarca.

 

RM 1

 

Camacol B&C ha participado de forma activa en cada una de las etapas del proceso de creación y reglamentación de la Región Metropolitana. Aporte de insumos técnicos, una intervención ciudadana para apoyar la defensa de la demanda de inconstitucionalidad y múltiples observaciones propositivas frente a cada uno de los borradores de proyecto de Ley Orgánica están entre las acciones del Gremio. 

 

Esta participación se ha adelantado entendiendo que la articulación regional es determinante para la implementación de las políticas públicas que abarcan las necesidades actuales de los cerca de diez millones de habitantes de Bogotá y los municipios vecinos; así como las relaciones territoriales y la planificación integral del territorio, que involucra aspectos como movilidad, transporte, desarrollo sostenible, logística y abastecimiento, prestación de servicios públicos y atención alimentaria, entre otros. 

 

El objetivo es lograr una región de alta competitividad que brinde soluciones a los retos que hoy se presentan en el territorio y a los que no es fácil darles una solución por la falta de la coordinación o articulación entre los entes territoriales.

 

Hitos del proceso.

 

Proceso RM

 

La figura de Región Metropolitana se creó con el objetivo de facilitar la articulación de asuntos comunes de gobierno y gestión territorial de manera que se logre potenciar el desarrollo de la región. Sin embargo el camino no ha sido fácil; poco tiempo después de la promulgación del Acto Legislativo que dio vida a la Región Metropolitana Bogotá - Cundinamarca, el senador Feliciano Valencia Medina; los representantes a la Cámara David Racero Mayorca y María José Pizarro Rodríguez, y las concejales de Bogotá Heidy Sánchez, Ana Teresa Bernal y Susana Muhamad interpusieron ante la Corte Constitucional, una demanda por presunta inconstitucionalidad. 

 

Luego del respectivo análisis, el alto tribunal declaró constitucional la reforma que crea la Región Metropolitana Bogotá - Cundinamarca como entidad administrativa de asociatividad regional de régimen especial, desvirtuando así los argumentos sobre el desconocimiento del principio de consecutividad e identidad flexible, así como el del derecho a la consulta previa de las comunidades étnicamente diferenciadas. Con este pronunciamiento, el Congreso de la República podrá continuar con paso firme la aprobación de la reglamentación mediante la promulgación de la ley orgánica que definirá el funcionamiento de la figura asociativa.

 

Es así como el 18 de agosto de 2021 varios representantes a la Cámara, el Ministro del Interior, el Gobernador de Cundinamarca y la Alcaldesa Mayor de Bogotá radicaron el Proyecto de Ley Orgánica, al cual se asignó el número 213 de 2021 Cámara – 152 de 2021 Senado, y que tiene por objeto “Adoptar el régimen especial para la Región Metropolitana Bogotá - Cundinamarca, definir y reglamentar su funcionamiento en el marco de la autonomía reconocida a sus integrantes por la Constitución Política”, dando inicio al curso legislativo en el Congreso.

 

RM 2

 

El 5 de octubre de 2021, previa audiencia pública para garantizar la participación ciudadana, se surtió el primer debate de este Proyecto de Ley número, en el cual los ponentes rindieron, en su mayoría, concepto positivo y se radicaron múltiples proposiciones modificatorias, aditivas y sustitutivas en materias como:

 

  • Finalidad, jurisdicción y domicilio de la región metropolitana. 
  • Proposiciones referentes a las competencias de la figura asociativa. Se considera que deben ser taxativas en la Ley orgánica y suprimir la facultad del Consejo Regional como máxima autoridad para establecerlas a su arbitrio.
  • Proposiciones frente a los hechos metropolitanos, al Consejo Regional y al director metropolitano para que sus funciones y descripciones sean taxativas desde la Ley Orgánica.
  • Propuestas en materia de principios como los de meritocracia, participación y sostenibilidad, entre otros.
  • Procedimiento para la obligación de la participación ciudadana.
  • Continuidad geográfica de los municipios.

 

Con este panorama la región está muy cerca de materializar esta figura de integración regional. El proceso legislativo avanza esperando que en el siguiente debate se aterricen las proposiciones y se logre el consenso político para crear una ley reglamentaria que facilite la planificación y ejecución de programas y proyectos comunes; entendiendo que es evidente que se requiere de coordinación y articulación en las acciones y actuaciones en el territorio, por lo que la integración regional es fundamental.